sábado, 1 de noviembre de 2014

La soga aún cuelga del árbol

Requieres otro tipo de naturaleza
otro tipo de corazones
que aguanten sin temblar
tu mano fría
acariciando sus pericardios




1 comentario:

  1. Y sin embargo no hay nada más allá de los límites de la naturaleza. Salvo la naturaleza.

    ResponderEliminar