martes, 14 de julio de 2015

Tu nueva amiga

Detesto a tu nueva amiga.
La detesto.
Le tiraría una bola de barro con lombrices.
-¿Cuál es la diferencia entre lombrices y gusanos?-
Le daría una manzana envenenada llena de gusanos que la hiciera dormir para siempre.
Eso también lo haría.
Y peor aún,
que solo un beso de Shakespeare pudiera despertarla.
Pero Shakespeare está muerto.
Igual que ella.
Mira,
la mato,
PUM,
muerta.
Qué fácil ha sido.
Ahora ya no dirás
conocí-a-una-chica-que-escribe-como-tú
quedamos-me-cae-bien-mejor-que-tú
Odio a tu nueva amiga
y en vez de matarla 
le escribo un poema.
Mira,
mejor me mato,
PUM,
muerta.

3 comentarios:

  1. Qué fácil haces lo especial. Tienes un don, y se nota más que nunca en poemas así.

    ResponderEliminar
  2. Está muerta hace tantos siglos. ¿O es William?

    ResponderEliminar