sábado, 14 de enero de 2017

Blind eyes could blaze like meteors

Cuando sé que no voy a dormir, extiendo
mi pelo por toda la almohada
como si fuera una corona
o un campo de flores. 

Despacio, pienso insistentemente 
y con estricto orden cuidado
en todas las cosas que hacen que me sienta horrible
y que hacen que me ponga a llorar. 

Llegado el momento,
pongo mis dedos en las pestañas, 
con cariño
reconozco el tacto pegajoso, 
pienso 
qué maravilloso sería tal vez 
si mañana no pudiera abrir los ojos.

Pasear ciega, ignorar 
si te has puesto triste por aquello que hice,
tomarme una tregua contigo
y con el mundo.

Y cuando al final me duermo, 
siempre me pasa 
que confundo
-¿es que acaso no se parecen?-
la dulzura del cansancio
con la dulzura de la muerte.

lunes, 12 de diciembre de 2016

brief statement

Como habitante del primer mundo 
como clase media, deseo 
tener menos cosas 
para tener menos miedo 
para solo tener miedo de morir.

viernes, 4 de noviembre de 2016

How would Oggg love you?

pienso en ti como piensan las personas en sus muertos
sería más feliz si tuviera la certeza de que sabes que no te he olvidado
a veces tengo que reprimir las ganas de salir corriendo de casa y comprarte flores
a veces tengo que reprimir las ganas de imprimir tus fotos y crear un álbum en el que se lea
febrero de 2009 tú sonriendo antes de morir
mi mente vuelve repetidamente sobre los mismos recuerdos
me atormenta la idea de estar olvidando cosas sin darme cuenta
me consuela la idea de poder recordar algún día algo por primera vez y presenciar de nuevo un acontecimiento de tu vida ridículamente trascendente
a veces hablo con tu hermano pequeño porque se parece mucho a ti
me gusta verle crecer y comparar vuestros cuerpos y fisionomías
me molesta ligeramente el hecho de que sea más alto que tú
me molesta ligeramente el hecho de que además sea más guapo que tú
me molesta sinceramente el hecho de que vuestros ojos expresen genotipos distintos
me molesta sinceramente el hecho de que vuestros corazones expresen genotipos distintos
busco en internet ayuda cómo resucitar a quien se ha querido
no duermo y pienso en cómo sería tu epitafio perfecto si estuviera en mi poder escribirlo
en ocasiones he imaginado que te apuñalaban en mitad del bosque
en ocasiones he imaginado que hacía frío y que tu sangre era como un río caliente que nacía de tu pecho manchando tu camisa y manchando mis manos
y entonces apoyo tu cuerpo en un árbol
y me pongo a llorar
de la alegría indescriptible que me produce verte morir
cerca de mí.

sábado, 8 de octubre de 2016

highly valued

Este poema debe de ser valioso.
Lo escribí de madrugada
cuando en mi edificio lloraban dos personas
y el resto dormía.
El bebé tenía frío o hambre
y yo tenía insomnio o tristeza.
Es sencillo.                                                  
Quise subir al piso de arriba y llamar a la puerta.
Disculpe las horas ¿es que no oye cómo llora?
Y quise ir a tu casa y llamar a la puerta.
Disculpa las horas ¿es que no oyes cómo lloro?          
Y luego dar las gracias
y volver a mi cama a pensar
en el silencio del niño que acunan en el piso de arriba
y en el silencio de tu cuerpo solo en tu casa
y antes de dormirme
por último pensar
en el llanto único que ahora queda
y que se calmaría
contigo
llamando a mi puerta.
Disculpa las horas ¿es que no oyes cómo lloras?    

lunes, 19 de septiembre de 2016

notice me senpai

Una vez, hace seis años, calculo
estuvimos a punto de hablar pero no lo hicimos.
Una vez, hace seis años, calculo
estuve mirándote fijamente queriendo que te dieras cuenta de que te miraba fijamente
toda mi concentración fue en vano
fue inútil mirar tu cuerpo sin nombre llegar desde el fondo del pasillo.
Y aunque no me acuerdo
diría que giré la cabeza incluso cuando mi espalda quedó a tu espalda
y aunque no me acuerdo tampoco
diría que me sentí terriblemente triste al ver que seguías andando como si nada
como si yo no estuviera plantada ahí en medio
sola
haciendo del acto de mirarte fijamente el propósito de mi vida en ese momento y a esa hora.
Y más adelante, hace cinco años y medio, calculo,
descubrí con qué nombre te llamabas y con qué voz llamabas otros nombres
y pensé
ojalá alguna vez sepa mi nombre y quiera decir en alto mi nombre.
Y otra vez, hace cinco años, calculo
me miraste fijamente queriendo que te mirara o que te sonriera fijamente
y pensaste en la forma de conseguir que alguien nos presentara.
Y después, hace cinco años, calculo
me dijiste en realidad no quiero ir contigo a la biblioteca
en realidad lo que pasa es que me gustas mucho
y tuve mucho miedo de gustarte mucho.
Y después, hace cuatro años y medio, calculo
tuve mucho miedo de dejar de gustarte mucho
y usé las redes sociales para mandarte varias canciones
que me recordaban a ti
y estuvimos una noche entera sin dormir
hablando
de lo bien que nos iría si estuviéramos juntos.
Y después, ayer por la tarde, calculo
estuve haciendo fijamente un montón de cosas
contigo
te hablé fijamente
y a cambio dejé que me miraras fijamente
y te sonreí fijamente
y nos besamos fijamente
y fue bonito
hacer fijamente
tantas cosas
contigo.