lunes, 20 de febrero de 2012

Sin título.

Algunas noches me sorprendo
pensando que lo más probable es que pienses en mí
de vez en cuando.
Por ejemplo, un domingo, ha llovido
y se te han mojado
los pies
y los dedos
y los pelitos negros sobre las falanges
y las uñas frías y amarillas.
Entonces te sientas en la cama
- noventa centímetros y edredón azul -
y te quitas los cordones de los zapatos
despacito
y piensas en mí
despacito
llamándome por mi nombre
- Alba -
despacito.

10 comentarios:

  1. Alba esperando que llegue el alba y los sorprenda aun estilando de lluvias y corbatas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Despacito. Porque todo es mejor despacito. Solo despacito se puede apreciar cada instante de la fugacidad de las cosas que nos rodean, y más aún pensar en ellas y en los sujetos que les dan vida y sentido.
    Meredith

    ResponderEliminar
  3. anda deprisa para llamarte despacio.
    un abrazo mozuela.

    ResponderEliminar
  4. Por ese camino, ese no se va a poder dormir...

    Chus.

    ResponderEliminar
  5. Muy hermoso. De una belleza muy tierna...

    ResponderEliminar
  6. despacio y mojado, así hay que pensarse

    ResponderEliminar
  7. ME has hecho llorar, ¿sabes? Muy bueno, muy espontáneo... Rebelde, hermoso...

    ResponderEliminar