viernes, 27 de julio de 2012

Born to die.

Como desearía no haber querido nunca huir de aquí,
decir me vale y me sobra
con escribir poesía en cuadernillos,
vivir en esta ciudad
de cuatro habitantes por kilómetro cuadrado,
y una vaca.

Como desearía evitar
la eterna expiación del abandono
de las cosas irrecuperables como el tiempo
y su materialización
en días
no vividos.










8 comentarios:

  1. Esto, esto.. qué pasada, te sigo me encanta la manera de expresar lo que sientes, me siento identificada
    <3

    ResponderEliminar
  2. Ahora ya no importa...Me encanta!


    Besos.

    ResponderEliminar
  3. El arrepentimiento es un sentimiento la mar de amargo.
    Muy difícil de mitigar (pero no imposible).

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Hay cosas de las que nos arrepentimos, hay cosas de las que se aprenden y otras mas que no se pueden cambiar porque así debían ser :)

    ResponderEliminar