viernes, 19 de noviembre de 2010

chicas-valientes-que-empañan-ventanas



Esta es una historia que habla de chicas valientes que se enamoran de chicos valientes que se enamoran de princesas.

Princesas que son bonitas y delicadas, que tienen la nariz curiosa y los pies pequeñitos, y que tienen cabellos largos, sedosos y brillantes.
Princesas que tienen muchos vestidos y que saben bailar sin torcerse el tobillo, que tienen manos de nieve con dedos largos y uñas redondeadas.
Princesas que cuando sonríen provocan suspiros, que cuando parpadean se hacen mariposas, y que a veces, cuando caminan, parecen etéreas.
Pero, fundamentalmente, princesas que son cobardes porque no necesitan ser valientes, que si tuvieran que serlo, lo serían.

17 comentarios:

  1. Siempre hay algún chico valiente que se harta de princesas perfectas y se enamora del alguna chica valiente ..

    ResponderEliminar
  2. Cuando vengas, te dejo otra estrella.

    ResponderEliminar
  3. Los chicos valientes se aburren de las princesas perfectas, y entran en el juego de las chicas valientes :)
    Precioso, ya lo sabes ;)

    ResponderEliminar
  4. Hace demasiado tiempo que dejé de creer en príncipes y princesas.

    :)

    ResponderEliminar
  5. Matilde es una chica valiente, aunque a veces le de vergüenza demostrarlo. Y debería saber que Tristán está en alguna parte, esperándola, y que la esperará siempre, hasta que ambos crucen sus miradas en un abarrotado autobús. =)

    ResponderEliminar
  6. pero luego, la princesa se hartá del chico valiente y éste caerá en una depresión existencial, hasta que conocerá a una chica valiente que le demostrará que se puede no saber bailar, no tener un pelo bonito, no provocar suspiros a cada paso, etc. y a la vez ser queridas verdaderamente... por tal razón, el chico valiente se enamorará de la chica valiente, pero no como en los flechazos de cuentos, sino poco a poco... poniendo a prueba la paciencia

    ResponderEliminar
  7. Las princesas tarde o temprano pierden su brillo.

    ResponderEliminar
  8. Qué bonita entrada. Y el blog, muy original.
    Te sigo :)

    ResponderEliminar
  9. No creo en los principes & amo a Taylor ♥
    Te sigo si ?♥

    ResponderEliminar
  10. Yo ya no creo en príncipes ni princesas.. Pero sí, al final los chicos valientes se enamoran de chicas valientes y no de chicas perfectas :)

    ResponderEliminar
  11. qué bonito :)
    los chicos cobardes se enamoran de éstas porque son fáciles de conseguir..en cambio, los valientes se enamoran de las valientes porque quieren luchar por ellas ^^
    escribes genial!
    pasate :D
    http://charlotte-mrbrightside.blogspot.com
    xoxo!

    ResponderEliminar
  12. ah! tu comentario aparece en la pelicula de "bright star" :D

    ResponderEliminar
  13. Lo peor es cuando el príncipe valiente hace que ella pase de princesa a puta en un momento. Eso sí que duele.

    ResponderEliminar
  14. Leyendo todos los comentarios llego a la alarmante conclusión de lo asquerosamente idealista que soy... :S

    Hay chicas valientes que ignoran ser princesas.

    ResponderEliminar
  15. y también princesas que son valientes...

    ResponderEliminar
  16. Las princesas necesitan más de cortesanos y bufones que les alivien el aburrimiento que de chicos valientes a su lado.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  17. He optado por contestarte por aquí, ya que así recibes otra estrella (que puedo ver que tienes un montón).
    Acepto la moción de ser actrices, y ver lo que pasa después :)

    ResponderEliminar