domingo, 1 de mayo de 2011

Amantes de telaraña.

Es imposible no enamorarse de cualquier nuca y no querer besar la primera vértebra de cualquier espalda. Es imposible no enamorarse del lunar que duerme en la curva desnuda de cualquier hombro y no querer besar la tibiez del lóbulo de cualquier oreja.

5 comentarios:

  1. El miedo al dolor puede hacerlo posible... =X
    bonita chanson! =)

    ResponderEliminar
  2. Sólo conocerlo y recordarlo demuestra lo imposible que es no enamorarse de ello

    ResponderEliminar
  3. Es imposible, tú misma lo has dicho. :)

    ResponderEliminar